Ideario Inesiano

Educar es una misión porque humaniza y dignifica al hombre, imagen de Dios. Nuestra Comunidad Educativa, haciendo eco de los ideales de Ma. Inés Teresa Arias, se esfuerza en plasmar los valores y los bienes culturales que orienten al alumno a su fin trascendente, cuya fuente inspiradora es el Evangelio que le permite la creación de una comunidad de servicio.

1 - Formar integralmente
Formar integralmente a los alumnos como personas, plasmar en el alma de los mismos, la huella de valores y bienes culturales que eleven su conciencia, dignifiquen el ambiente en que viven, y que sean capaces de realizar una síntesis cada vez más armónica entre fe y razón, entre fe y cultura, entre fe y vida.
2 - Concientizar de que somos Iglesia y misioneros.
Concientizar a los alumnos que por el bautismo son miembros de la iglesia, y por lo mismo: misioneros, descubriendo en la Espiritualidad de Madre Ma. Inés Teresa Arias, un modo de vivir este compromiso de servicio a nuestros semejantes.
3 - Visión clara del valor y dignidad del hombre.
Brindar a los alumnos los medios necesarios que los hagan capaces de afrontar los desafíos científicos, culturales y sociales de todos los tiempos con una visión clara del valor y dignidad del hombre, creado a imagen de Dios. Siendo testigos vivos del amor de Dios por medio de sus actos y la vivencia de los valores.
4 - Constructores del propio conocimiento.
Impulsar al alumno para que sea el constructor de su propio conocimiento, despertando el interés para que realice un papel protagónico, actuando como agente de cambio que lo convierta en un ser capaz de influir positivamente en su entorno social.
5 - Espíritu de superación.
Fomentar en el personal docente, administrativo y de apoyo, una constante superación técnica y profesional, tendiendo a alcanzar altas metas éticas y científicas como profesionales de la educación, manteniendo nuestra Institución Educativa acorde a los tiempos y circunstancias, asumiendo los valores que los constituyen en elementos ejemplares y animadores de la Comunidad Educativa.
6 - Participación en la vida litúrgica y sacramental.
Impulsar a todos los miembros de la Comunidad Educativa a una participación asidua y vivencial de la vida litúrgica y sacramental de la Iglesia con amor y devoción especial a Jesús Eucaristía, fuente y culmen de la vida de la Iglesia.
7 - Conocer y amar a María de Guadalupe.
Hacer conocer y amar a la Santísima Virgen de Guadalupe como Patrona principal de la Familia Educativa Inesiana.
8 - Propiciar un ambiente de fraternidad.
Propiciar en nuestros centros educativos un ambiente de fraternidad en el que reine el espíritu de familia caracterizado por la alegría, sencillez y confianza de la espiritualidad Inesiana.
9 - Participación activa de los Padres de Familia.
Involucrar activamente a los Padres de Familia: principales responsables de la educación de sus hijos, haciendo suya la filosofía de la Institución.
10 - Sensibilizar en la contemplación.
Sensibilizar a la comunidad educativa en la admiración y contemplación de la grandeza de la creación; cultivando el gusto por lo bello de manera que protagonicen la conservación de la naturaleza y el arte, mediante actividades artísticas, culturales, ecológicas, etc.